Banner Cooperativa

960x175 SIP

SierrasLa provincia de Córdoba figura al tope de las jurisdicciones que emplean biodiésel en el transporte público de pasajeros, una decisión que implica un ahorro sensible en uno de los principales insumos del servicio. Además es una apuesta en favor del ambiente, ya que permite reducir en un 80 por ciento los gases del efecto invernadero.

Cinco empresas de transporte interurbano de la Provincia, cuentan hoy con 465 unidades que circulan en las rutas con combustible biodiésel, reduciendo el costo operativo y contribuyendo a favor del impacto ambiental.

Desde la firma del convenio entre la Provincia de Córdoba y Santa Fe para la diversificación de la matriz energética, se ha avanzado rápidamente, y después de algunas dudas iniciales, “tenemos varios grupos empresarios -Sarmiento, Fono Bus, Sierras, Lep, InterCórdoba- que lo utilizan; hay 200 unidades que funcionan con B100, es decir el ciento por ciento de biodiesel y 265 unidades que operan con B50, la mitad biodiesel y la otra mitad de combustibles fósiles”, explica el secretario de Transporte de la Provincia.

Una medida de Bajo Impacto

La buena noticia no se agota en el ahorro, que es de 10 pesos por litro, sino también en el impacto ambiental. “Hay una sensible reducción de los gases que producen el efecto invernadero”, todo lo cual respalda la transformación que se está registrando en el sistema. “Estamos en un cambio de paradigma, no sólo desde el punto de vista de la salida del sistema de subsidios, sino también en cuanto a las políticas ambientales”.

Córdoba y Santa Fe integran junto a Salta, Tucumán, Santiago del Estero, Buenos Aires y la Capital Federal la denominada Liga Bioenergética de Provincias, donde se estableció como objetivo general la regionalización en el desarrollo de las energías renovables. Los estudios realizados en Santa Fe, la jurisdicción pionera en el empleo de biodiésel, arrojaron que si la totalidad del transporte público del país usará un corte de biodiesel a 25%, se sustituirían aproximadamente unos 153,5 millones de litros de gasoil.

El Secretario de Transporte, valoró “la impronta de los empresarios porque han asumido este riesgo que significa el cambio del combustible y también la inversión que significa, porque estamos trabajando a través del Gabinete Productivo con los Ministerios de Industria, de Ciencia, Tecnología y Agricultura, tratando de generar un círculo virtuoso en el que participan el Estado, los productores y los empresarios”.

En vista de los alentadores resultados que conlleva la utilización del biodiésel, líquido que se obtiene a partir de lípidos naturales como aceites vegetales o grasas animales, el Secretario consideró que a partir del año próximo, en la minuta de costos donde figura el ítem combustible, se tomará como patrón de medida el biodiesel, “con lo cual aquellas empresas que utilicen el combustible convencional van a estar pagando 10 pesos más por litro lo que hará económicamente insatisfactoria su ecuación”.

La provincia va a tomar el biodiésel como el combustible normal y además va a instar a los municipios para que usen el combustible más barato y ecológico. El secretario de Transporte indicó que “ya tenemos la ciudad de Río Cuarto que tiene más de 70 unidades en el servicio urbano y desde hace algunas semanas se han incorporado a la compra del biocombustible”.

Ratificó asimismo que “a través del Gabinete Productivo -Industria, Ciencia, Técnica y Agricultura- junto a la Secretaría de Transporte, estamos tratando que los productores locales generen más biodiésel cordobés, porque actualmente estamos comprando el de Santa Fe, que ha sido la provincia precursora y tiene una excelente calidad”.

De lo que se trata, en el futuro inmediato, es de establecer un polo productivo en Córdoba de biodiesel. Hasta ahora, la provincia produce bioetanol. “Queremos incentivar la producción local para que nuestro transporte no tenga el costo logístico que significa traerlo desde Santa Fe”.

Rosario fue la primera ciudad en el empleo del biocombustible, pero en relación a la cantidad de unidades que circulan con el combustible alternativo, Córdoba es pionera. Sostuvo el Secretario que “los empresarios han recogido el guante de la propuesta que hicimos desde el gobierno, también por una cuestión clave que es el costo”.

Insistió el titular de Transporte en el ahorro que implica el biodiésel -10 pesos por litro- y explicó además que esa cifra es en términos generales porque también está la posibilidad de que las empresas elaboren su propio biocombustible y tengan su planta para autoconsumo. En este caso el ahorro será significativamente mayor, claro que para eso hay que hacer una inversión inicial.

El sistema de transporte consume en Córdoba unos 80 millones de litros al año, vale decir que la reducción de costos representa cifras millonarias y el uso del bio combustible implica además apuntalar un nuevo eco sistema económico en el que participan productores, los consumidores que son las empresas y el ambiente, un componente invisible, que le suma calidad de vida a los cordobeses.


Publicite

Suscribirse al newsletter