Sobre el Laboratorio del Cole...

57I4GBCMJ5CMJLC25VSDZW6JTU´Hay muchas razones para que los chicos realicen experimentos. Sin dejar de revisar los protocolos de seguridad, pero tampoco prohibiendo las prácticas de laboratorio.

"Los mejores momentos de mi paso por la escuela fueron en el laboratorio. Fui a un colegio técnico, por lo que estaba mucho más tiempo frente a la mesada que cualquier estudiante de escuelas de otra orientación. Pero seguro que es una sensación que comparten muchas personas."

No hace falta ser experto en pedagogía para conocer el porqué. A los niños y adolescentes les gusta hacer, experimentar, tocar, accionar. “Poner las manos en la masa” es una forma más cautivante y vivencial de aprender cualquier conocimiento.

El motivo más mencionado de por qué es importante experimentar la ciencia desde edades tempranas es generar vocaciones científicas para poder tener más jóvenes que se interesen por profesiones vitales para el desarrollo productivo, no del país, si no de ellos mismos frente al siglo 21.

Pero el trabajo de laboratorio también enseña otras habilidades que pueden aplicarse fuera de las ciencias. Por ejemplo, a trabajar en equipo, a observar, a registrar datos, a elaborar conclusiones, a tomar decisiones y a resolver problemas en acción. Y, más allá de estos beneficios, no hay que perder de vista que la ciencia forma parte de nuestra vida cotidiana, a pesar de que no la vemos en la superficie de nuestro quehacer diario.

En boca del profesor que pasa una hora hablando sobre reacciones químicas, sustancias ácidas y básicas, pH y ecuaciones, la química puede parecer un “plomazo”. Pero cuando los chicos utilizan fenolftaleína e hidróxido de sodio para medir la cantidad de ácido acético de diferentes tipos de vinagre, todo ese murmullo del docente se materializa en mezclas de sustancias coloridas, que vinculan esa “ciencia aburrida” con elementos de la vida cotidiana.

“Realizar trabajos prácticos como parte del proceso de enseñanza y aprendizaje de las ciencias naturales es importante. Favorece no sólo la comprensión sino también posibilita la aplicación y transferencia de conceptos y procedimientos”, comenta Marina Masullo, directora del Departamento de Enseñanza de la Ciencia y la Tecnología de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad Nacional de Córdoba.

Y agrega: “Los experimentos de laboratorio forman parte de esa práctica. Lo primero que se debe tener en cuenta al realizar un experimento de laboratorio son las normas de seguridad”.

Entonces, también pueden ser una instancia para aprender a ser responsable y darse cuenta de lo importante que es la seguridad.

La seguridad de los laboratorios escolares

El 5 de diciembre de 2007, una explosión en la planta piloto de la Universidad Nacional de Río Cuarto provocó la muerte de cinco docentes y un alumno. El doloroso hecho tuvo su disputa legal, pero también marcó un antes y un después en los protocolos de seguridad e higiene de las universidades nacionales.

En 2015, un experimento fallido en una escuela de Virginia (EE.UU.) obligó a revisar las seguridad en los laboratorios escolares. La prueba dejó a seis alumnos y un docente con quemaduras. Estaban realizando “el arcoíris de llamas”: se utiliza alcohol etílico y diferentes sales para que las llamas adquieran distintos colores.

No era la primera vez que este experimento causaba heridos. Muchos estados prohibieron “el arcoíris de llamas” e incluso cualquier prueba que implique el uso de llamas.

Antes de ayer (7/9/2022) tres alumnos del sexto año del colegio Cristo Rey de Córdoba Capital resultaron con quemaduras en distintas partes del cuerpo por la combustión que se provocó durante un experimento fallido en una clase de química.

Esto es similar a caerse jugando al básket y esguinsarse un tobillo, pero las autoridades ya se preguntan si deberían regular las prácticas en laboratorios en las escuelas del país. Más bien invertir en seguridad en los laboratorios de las escuelas sería bueno. No les parece?

e-max.it: your social media marketing partner

Desarrollado por: David Marcelo Finzi.- +54 9 351 5169023