¿Por qué es importante conservar el Bosque Nativo?

Relevamiento de bosque nativo 1 scaledCien años atrás, los bosques nativos de la provincia de Córdoba ocupaban más del 70% del territorio. Actualmente, ese porcentaje ha disminuido considerablemente a menos del 3%. Córdoba ha devastado sus superficies boscosas. Las consecuencias de la desaparición de los diferentes bosques autóctonos de nuestro paisaje, ubicados en distintas zonas del mapa provincial, son alarmantes. La salud ambiental está en crisis. El cambio climático y la degradación de los ecosistemas son algunas de las grandes secuelas de la erradicación de los bosques.

La Doctora en Biología, Cecilia Estrabou, Directora del CERNAR y profesora titular en la UNC, trabaja en pos de generar conciencia de los problemas ambientales y en favor de revertir la situación actual de la salud ambiental local.

La Dra. Estrabou resaltó la importancia de que la comunidad tome conciencia que “los bosques proveen servicios ecosistémicos que son irremplazables; la provincia de Córdoba está en serios problemas porque no tiene esos servicios ecosistémicos”.

Según la Ley Nacional 26.331, los principales servicios ambientales, o ecosistémicos, que los bosques nativos brindan a la sociedad son: la regulación hídrica, la conservación de la biodiversidad (distintas especies que conviven en un ecosistema), la conservación del suelo y de calidad del agua, la fijación de emisiones de gases con efecto invernadero, la contribución a la diversificación y belleza del paisaje y la defensa de la identidad cultural.

“Nosotros tenemos inundaciones en gran parte del sur/ sureste de la provincia porque no hemos cuidado los nacimientos de los ríos, las cuencas. El agua que recibían, cuando había bosques, era absorbida por las raíces y llevada lentamente a los ríos. Hacían una tierra permeable y saludable, con un buen horizonte de tierra fértil. Hoy en día, el agua corre muy rápidamente porque no hay quién la retenga, no hay raíces que sostengan el agua en la superficie del suelo. Esa tierra corre y se acumula en el sur porque la pendiente natural de la provincia es hacia el sur. Se acumula toda ahí y ahí se pierde ¿En qué sentido? Se evapora. Genera las costras de sal y va produciendo desertificación en las tierras más ricas de la Pampa Húmeda de la provincia de Córdoba. Revertir la desertificación es un proceso muy caro”, señaló Estrabou.

La carencia de servicios ecosistémicos, el cambio climático, las tormentas de tierra, los vientos permanentes, las inundaciones en las sierras chicas, la contaminación de aire, los cambios en la configuración del paisaje, la degradación del hábitat natural de miles de especies son problemas directamente provocados por la desaparición de los bosques nativos.

La Directora del CERNAR hizo hincapié en que “sólo el bosque provee aire. El aire, el agua y el suelo no son dones divinos. Son una constante permanente de esfuerzo y trabajo de la naturaleza que los va construyendo. Eso lo hacen los bosques. Cuando los sacamos, perdemos suelo, perdemos agua y perdemos aire”.

El Bosque del Chaco Húmedo, el Bosque del Chaco Serrano, el Bosque de Espinal y el Bosque del Caldén Pampeano configuraban el paisaje natural de Córdoba y hoy se encuentran prácticamente erradicados. Algunos fueron reemplazados por bosques foráneos. El lugar del Quebracho, del Algarrobo, del Coco, del Molle y del Tala fue ocupado por bosques de Siempre Verde, de Acacia Negra y hasta por arbustos como el Cratego.  

Las plantas y árboles foráneos también son considerados una amenaza al ecosistema de las sierras cordobesas. La razón de ello radica en que las especies nativas están adaptadas a ciertas tierras, a cierta temperatura, a cierta precipitación y a cierta humedad. Mientras la planta nativa no requiere más agua de la que el ecosistema le ofrece, la plantea foránea necesita del cuidado externo y, en caso de carecer de él, sobrevive absorbiendo diez veces más agua de la que absorben las autóctonas. Estudios realizados por el CERNAR demuestran que la cuenca de un arroyo con plantas nativas absorbe el 50% menos de agua que una con plantas foráneas.

Con el fin de generar conciencia en las generaciones más jóvenes de la comunidad cordobesa y realizar un aporte más a su búsqueda por revertir la situación de nuestros bosques y ecosistema, Cecilia Estrabou presentó la propuesta “Restaurando valores del Bosque Nativo” en el marco del Programa de Divulgación Científica, Tecnológica y Artística “Ciencia para Armar/ Arte para Armar”. En ese espacio, pretende generar un nexo con los alumnos de las escuelas de Córdoba y lograr difundir los conocimientos científicos relacionados a la problemática en cuestión.

Mediante la modalidad de Aula Abierta, ofrece un taller que pretende enseñar a restaurar un bosque nativo modelo con especies nativas cultivadas. Allí se elaboran los procesos ecológicos de reparación del ecosistema con grupos de alumnos. Señalando la importancia del bosque nativo, sus valores estéticos, sus valores de identidad y sus raíces, la actividad ofrece un acercamiento de los jóvenes a la preservación de la flora autóctona, realizando tareas de plantación de especies nativas o tareas de vivero, como el reconocimiento, la escarificación y la plantación de semillas nativas.

Desarrollado por: David Marcelo Finzi.- +54 9 351 5169023